El poder positivo de la cultura

Estoy convencido de que la cultura tiene poder; la difusión del conocimiento y el arte nos permiten crecer como individuos y sociedades, ser capaces de romper esquemas preconcebidos, ser creativos para cambiar realidades. Además, como ya he comentado alguna vez aquí, el consumo cultural es una respuesta fundamental para una salida sostenible de la crisis en un mundo que soporta cada vez más presiones ecológicas.