Esta pregunta también es para usted

Algunas preguntas nos incomodan. Nos sacan de eso que los psicólogos llaman nuestra zona de confort y la tentación inmediata es volverse, mirar hacia atrás para ver si hay alguien cerca que pueda contestar. Con un poco de suerte, la cuestión no iba para nosotros.